MOTIVACIÓN, EL DIÉSEL DEL LOGRO

motivacion_el_diesl_del_logro

        La motivación se ha convertido en el redundante de las charlas sobre éxito, a veces exacerbado hasta parecer el caballo blanco que convierte a quién lo cabalgue en la persona dichosa que siempre quiso ser.

      Lo que es, casi siempre se tiene claro, Robbins, autoridad del cambio y del crecimiento personal define la motivación como aquello que impulsa una persona a actuar de una determinada manera o, por lo menos,    que origina una propensión hacia un comportamiento.

      Sin embargo, vivimos en una sociedad exitocrática en la que se valora la meta y no tanto los medios, y, es precisamente, el error en los presupuestos lo que frustra el objetivo. No podemos alcanzar el tan ansiado éxito si no tenemos fuentes de motivación adecuadas, no brota de la tierra, viene de fuera y de dentro ¿Cuáles son esas fuentes?

      Hendrie Weisinger, consultor y doctor en filosofía de la Universidad de Kansas, nos dice que la motivación ha de venir de:

      -El “equipo A”: amigos comprensivos y familiares.

      -El mentor emocional: persona que tomamos de ejemplo.

      -Nuestro entorno: aire, luz, sonidos, etc.

      -Nosotros mismos.

      El problema aparece cuando nos damos cuenta mirando a nuestro alrededor que tenemos amigos y familiares, tenemos mentores, pero nos quedamos ahí. No buscamos la motivación en nosotros mismos, hacemos depender, nada menos que el motor de nuestra vida, de agentes externos. Así perdemos nuestraidentidad emocional progresivamente hasta acabar convirtiéndonos en barquitos de nuez a merced del agua que nos muevan.

            ¿Qué pasa con la automotivación?

      ¿Qué pasa con una de los componentes clave de una inteligencia emocional desarrollada y saludable?

      No se trata de ser un ave fénix que resurge de sus cenizas continuamente; ni de estar haciendo siempre lo que nos apasione; ni tampoco del desgastado hasta el hartazgo “si te caes te levantas” o frases similares sobre pisarnos los cordones de los zapatos. Se trata de darse cuenta de qué problemas nos encontramos, adoptar estrategias más eficientes y renovar nuestra praxis hasta que nos “atemos los cordones” por nosotros mismos. A fin de cuentas es nuestra vida y nosotros somos los pilotos.

      Ser una persona automotivada significa darnos, mirando a nuestros adentros, aquellas razones, “motivos”, que provoquen en nosotros cambios comportamentales. Dirigir nuestro estado de ánimo para ser efectivos en la consecución de nuestras metas y no cargar a los demás con nuestra mochila.

      Otro problema que con frecuencia existe cuando hablamos de la motivación interna está relacionado precisamente con las “metas”. La motivación se dirige hacia ellas y cuanto más lejos queremos llegar más gasolina necesitamos. Tenemos que mirar a corto, o, como mucho, medio plazo. Ya lo decía Emilio Duró en su charla viralizada: “No hay nada más peligroso que un tonto motivado”.  La persecución de un objetivo a largo plazo necesita de dosis de motivación muy altas lo quiere decir que nuestros impulsos internos han de ser incombustibles y los agentes externos han de estar mirando muy lejos. Ello tiene bastante probabilidad de redundar en un empobrecimiento de la calidad de sus “inyecciones” de motivación e incluso tener repercusión en nuestras relaciones sociales al correr el riesgo de perder la capacidad de autocrítica.

      En definitiva, hemos de cuidar de nuestra salud emocional siendo lo más autosuficientes en motivación que nos sea posible para así ser los directores de nuestras propias vidas profesionales y personales. La motivación externa es un gran apoyo y un componente fundamental, pero no hemos de confundirlo con el todo. La autocrítica y la automotivación han de ser las herramientas que tengamos en nuestro cinturón de trabajo y, como tales, están para trabajar.

-Este artículo ha sido publicado originalmente, en la revista “La Nueva Ruta del Empleo“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s